QUIÉNES SOMOS

Restaurante Verde y Crema es un proyecto basado en la confianza de sus socios y el compromiso por mantener los más altos estándares de calidad en productos y servicios.

Estamos convencidos de que la perseverancia, el respeto al trabajo, sostener precios justos y ofrecer opciones diferentes al cliente son los medios para alcanzar nuestros objetivos.

Historia

Si las paredes hablarán, los muros de este emblemático lugar exigirían un espacio a sus comensales para escuchar el recuento de su historia.

Durante los años 60s y 70s, este local funcionó como recinto sindical, gimnasio para choferes, escuela para los hijos de los transportistas y taller de camiones.

Aquí forjaron su carácter hombres rudos, trabajadores y fieles a la empresa de transporte.

En más de una ocasión, en este mismo predio, se suscitaron grescas memorables entre trabajadores de la empresa, que después de sortear sus diferencias, entre discusiones, improperios y una que otra bofetada, terminaron ceñidos en calurosos abrazos al tenor de abundantes carnes asadas y bebidas espirituosas.

La familia Castellanos, propietaria del inmueble y de una legendaria empresa transportista, conserva aún importantes constancias documentadas de aquellos años y las desconocidas luchas del transporte masivo en la ciudad.

Con este concepto y en este lugar, restaurante Verde y Crema recrea el sabor de la cocina, el vivido color del arte urbano y el inconfundible sonido de Tijuana.